Personajes

NORMAN DASTROI

Norman Dastroi es el protagonista de esta locura de cómic, un adolescente de 16 años muy friki. Friki con avaricia. Y se siente muy orgulloso de serlo. Su pasión son los videojuegos, cómics, mangas y animes en los que ha encontrado su modelo de conducta, ya que sus padres no pudieron hacerle mucho caso de pequeño. Y eso ha acabado por dejarle completamente chiflado. Su gran problema es que no logra distinguir entre la realidad y la ficción. Posee una personalidad alocada, extravagante, animada y muy alegre, es muy impulsivo y no piensa las cosas antes de hacerlas. Siente una gran atracción por la destrucción y todo aquello que pueda provocarlo. Por eso siempre anda rodeado de explosivos y armas.

Poder: La Frikinergía. Un poder carmesí de grandes capacidades destructivas. Su multitud de cualidades lo convierten en un poder muy misterioso.

RYAN DRAKE

Ryan Drake es el coprotagonista y mejor amigo de Norman. Es un friki de 16 años muy pasota al que la mayoría de las cosas de esta vida le importa una mierda excepto los videojuegos, los mangas, cómics y demás frikadas. Ha demostrado ser un poco más espabilado que Norman, aunque el chaval también suele ser bastante idiota. Una de sus mayores pasiones es el hentai, por lo que ha desarrollado una faceta pervertida bastante bizarra. Emocionalmente es inestable, tan pronto está feliz como hecho un basilisco. Durante mucho tiempo tuvo que ocultar su personalidad friki y sus gustos para no ser marginado. Pero al final se dio cuenta de que vale muchísimo más ser uno mismo y tener un amigo de verdad (aunque sea Norman) que 100 de chichinabo. Aún le cuesta desatar su naturaleza, pero cuando Norman comienza con sus frikadas, Ryan acaba sacando a la luz su pureza friki.

Poder: Magma. Ryan ha adquirido el poder de crear magma a través de su cuerpo, pudiéndolo dominar a su antojo.

  
SARAH DASTROI

Sarah Dastroi es la hermana pequeña e hiperactiva de Norman. Tiene 15 años y no puede estarse quietecita ni un maldito momento. Es una friki apasionada de las artes marciales y practica muchas de ellas: Kárate, Taekwondo, Jiu Jitsu, Ai Kido, Kick Boxing, Muai Thai... vamos, que la niña se ha convertido en una máquina de guantazos. Sus padres la apuntaron de pequeña a todas esas actividades para que descargara toda su energía e hiperactividad y dejara de dar por culo en casa. Al igual que su hermano, es muy feliciana, animada, alegre e impulsiva. La chica no para de meterse en peleas en el colegio, por eso siempre está llena de moratones. Hay dos personas a las que admira con toda su alma: A su hermano Norman y a la campeona internacional de artes marciales Haruka Tarami.

Poder: Aún no se sabe si Sarah ha adquirido algún poder, pero la niñata reparte hostias como panes.